Home Viajes Relato de viaje
Category

Relato de viaje

Esta es una de esas anécdotas de viajes que da pena contar pero que al final del día son muy divertidas de recordar y compartir. Como lo dice el titulo de esta entrada de blog, en mi visita a parís quizá dejé dos corazones flechados.

Lo curioso, de todo es que siendo yo un tipo latino, de rasgos europeos exquisitos  y por supuesto heterosexual, no recuerdo dejar enamoradas a las parisinas con mis sobresalientes atributos; ¡no! sino que sin quererlo me encarté con dos parisinos enamorados.

Dicen que París es la capital mundial del amor, a lo que nunca le presté demasiada atención pues no esperaba que fuera para tanto… pero ¡oh sorpresa!

Les voy a contar los detalles de mi visita a parís y si me leen hasta el final se enterarán de todo lo ocurrido con estos amigos. También en el post y en la conclusión van a ver un resumen de los lugares a visitar, hospedaje, transporte y algunos costos.

 

          1. La llegada a París:

 

<div class=”video-container”>

ARVE Error: id and provider shortcodes attributes are mandatory for old shortcodes. It is recommended to switch to new shortcodes that need only url

</div>

 

Kevín, un pastor adventista “rebelde” y uno de mis mejores amigos, quien me acompañó en mi vuelta por Europa y yo, salimos de Berlín el 13 de enero de 2016 a eso de las 21:30 en un bus de la empresa flixbus (tienen las 3 B, bueno, bonito y barato), que compramos en una de las aplicaciones que recomiendo para el viaje por europa en una de mis entradas de blog – Goeuro se llama la app, en fin, nos costó 39 €  por persona y viajamos durmiendo cómodamente toda la noche ahorrándonos una preciada noche de hotel.

Al llegar a parís, teníamos una reserva de hotel hecha en Booking en el hotel Au Royal Mad que nos costó 37,05 € la noche para dos personas (siendo un hotel muy bien situado, limpio y cómodo no estuvo nada caro sin embargo nos estaba matando el presupuesto).

Llegamos a parís, yo suprema mente emocionado, no cabía de la dicha, porque siempre había soñado conocer esa ciudad, en parte ya que tengo un vinculo muy fuerte y una historia muy bella con una chica de allí, por cierto, la traté de contactar desesperadamente por todos los medios para verla pero nunca contestó y nunca volvimos a hablar, aun me entristece eso, a esta fecha no se si murió o que le pasó… (Melanie, si lees esto, te echo de menos, mándame un email por favor). Pero bueno eso es otra historia para otra publicación.

El asunto es que cuando viajas, y esto es una recomendación muy seria para todo mundo que lea esto, si no quieres caminar desmesuradamente horas y horas por  parís (como nos pasó) donde poca gente habla ingles o español buscando un McDonald para poder tener Internet y saber para donde moverte, si no quieres que te pase eso, cuando viajes siempre, absolutamente siempre, antes de llegar descarga el mapa de la ciudad que vas a visitar, lo puedes hacer gratis en aplicaciones como google mapsandroid/ios } o citymaps2go { android/ios }. anduvimos mucho rato, sin desayunar, hasta que dimos con un McDonald donde por fin nos conectamos a Internet y miramos la ruta para llegar a el hotel.

Llegamos y nos bañamos por fin. Recuerdo que yo estaba furioso porque Kevin había botado el adaptador de enchufe que se usa en Europa para poder cargar los celulares, y un tanto harto de su vegetarianismo enfermizo que me obligaba a caminar desmedidamente para conseguir algo “digno” de comer para el, a la par con su obsesión por dormir temprano y comer a horas exactas (no es fácil viajar acompañado eh…mucho cuidado con quien viajas, aveces es mejor solo), así que con la excusa de comprar otro adaptador y huir de su presencia antes de que lo golpeara me fui a probar la comida parisina en un restaurante que tenia buenas calificaciones en tripadvisor, almorcé, conseguí los adaptadores y me volví a el hotel a descansar porque estaba rendido.

          2. Conocí la torre Eiffel.

Después de descansar un rato nos fuimos de inmediato a ver la torre Eiffel, sin lugar a dudas uno de los momentos mas emocionantes de mi vida, salir del metro corriendo como un niño mirando para todos lados a ver donde estaba, totalmente emocionado y riendo sin parar, la buscaba y la buscaba pero no la veía, hasta que pasando un callejón la vi y por un momento fue como recibir el abrazo del universo y pensar en lo bendecido que se es al llegar tan lejos donde nadie nunca de mi familia aun había llegado, la felicitación por ser rebelde y buscar tus sueños, abrirte camino en la vida a tu manera sin pedir permiso ni preguntarle a nadie, la rebeldía de ser feliz, un acto de significativa anarquía contra el sistema.

Un momento casi religioso, recuerdo que grabé un video mientras salia del metro a buscar la torre pero por alguna razón no pude encontrarlo, pero bueno, al final del día lo que realmente importa es el recuerdo que tengo de aquel momento que fue fantástico.

La observamos, la cuestionamos, dijimos que realmente no era tan impresionante, ¡que arrogancia! un yondosino como yo en parís, lo más que había visto eran machines de petroleo de los antiguos, diciendo que la torre eiffel uno de los iconos turísticos más importantes del mundo no era tan impresionante, en fin, nos tomamos las fotos clásicas desde lejos, la de hacerse los que se recuestan en la torre o la tocan con la mano, compramos algunos recuerdos para los familiares y amigos (venden unos llaveros a 3 por 1€ muy desembaladores y bonitos, no gastas casi nada y quedas como un rey).

Después de esto cumplí otro de mis sueños el cual era subirme al carrusel junto a la torre Eiffel y me costó 3 €. Realmente fue fantástico, en el video de abajo verán lo emocionado que estaba.

Aquí algunas imágenes:

Conociendo la torre Eiffel

Posted by Daniel Hdz on miércoles, 15 de marzo de 2017

 

Fragmento de mi visita a París. Allí cumplí mi sueño de montarme en el carrusel frente a la torre. Ya pueden ver lo emocionado que están! Parecía un niño!

Una publicación compartida de Daniel Hdz ™ (@therealdanielhdz) el 21 de Dic de 2016 a la(s) 3:59 PST

 

//platform.instagram.com/en_US/embeds.js

ARVE Error: id and provider shortcodes attributes are mandatory for old shortcodes. It is recommended to switch to new shortcodes that need only url

 

          3. Conocí al primer tipo que se enamoró de mi.

Cuando uno viaja con el presupuesto que yo viajo, y con el interés genuino de conocer la gente y la cultura de la ciudad que se visita desde el punto de vista de alguien local, uno recurre a aplicaciones para conseguir hospedaje gratuito o conocer personas como lo es Couchsurfing, pues bien, allí ese mismo día que llegue a parís contacte con un amigo muy amable quien nos dijo que no tenia lugar para dos personas sino para solo una y que debía compartir la cama con él, con el agravante de que solía dormir desnudo (al parecer es una táctica muy común en CS para insinuar sexo porque varia gente decía lo mismo) obviamente ninguno de los dos estaba dispuesto a someterse a eso así que le agradecidos y le dijimos que era importante quedarnos juntos pero que muchas gracias, el amigo muy gentilmente se ofreció a mostrarnos la ciudad a lo que no vimos problema.

Después de ir a la torre Eiffel fuimos a su casa llevando algo de ropa sucia porque amablemente se ofreció a lavarla, allí comimos pizza, bebimos algo y conversamos sobre su vida y la nuestra. El tipo era un hombre de unos 40 años, hablaba de las chicas con las que dormía y que conocía en tinder a lo que simplemente escuchábamos, recuerdo que el hombre trabajaba como asesor financiero de un banco y vivía en su propio apartamento en un sector muy exclusivo de parís pero se le notaba lo solitario y vacío que se sentía, siendo realistas vivir la vida como si tuvieras 20 cuando tienes 40 no es nada gratificante, a esa edad el alma clama por una familia, estabilidad emocional e intimidad.

Bueno continuando el relato, resulta que en parís hay un magnifico sistema de bicicletas que puedes usar pagando 1,7 € el día o por lapsos de 30 minutos de manera gratuita, por supuesto tomamos la opción de los 30 minutos gratis e íbamos cambiando de bicicletas de una estación a otra. Visitamos esa noche recorriendo en bicicleta lugares preciosos de la ciudad como lo son: La catedral de Notre Dame, la universidad de parís y la plaza de la bastilla.

Aquí algunas imágenes:

Paseo en bicicleta por parís.

Posted by Daniel Hdz on miércoles, 15 de marzo de 2017

 

En general el amigo se comportó muy bien aunque era un poco extraño al tomarme fotos porque parecía que lo disfrutaba demasiado, y lo hacía con su propio teléfono como si quisiera conservarlas, lo raro realmente fue cuando volvimos al hotel y me empezó a escribir por whatsapp preguntándome que si ya estaba acostado, que si me había puesto la pijama, que tenia puesto, bastante incomodo pero muy respetuosamente le dije que no estaba interesado que yo era heterosexual y el muy respetuosamente comprendió también.

          4. Conocí el museo de Luvre.

Al día siguiente salimos del hotel después de hacer el check out con todas nuestras maletas porque no estábamos dispuestos a seguir gastando tanto dinero en hospedaje y tomamos prestadas las bicicletas parisinas gratuitas como habíamos aprendido del amigo la noche anterior, con mochilas de 15 kilos a la espalda, que nos estaban matando, recorrimos la ciudad para llegar a museo del Louvre, de camino pasé por un supermercado y compre algunas frutas y pan para desayunar (siempre compren comida en los supermercados a menos que quieran probar algo típico del lugar, se ahorra demasiado sobre todo en ciudades como parís donde un menú del día normal como el que nosotros los colombianos conocemos como ejecutivo vale como mínimo 20€).

Pues bien, el museo es un lugar fascinante, por suerte ese día que era un viernes por alguna razón la entrada era gratis después de las 5 pm, solo que las maletas no las estaban dejando entrar por los ataques terroristas que habían ocurrido recientemente en la ciudad, así que kevin se ofreció cuidar las maletas mientras yo entraba. Solo fui a ver la Mona Lisa y es tan grande que me demore 45 min en llegar hasta donde estaba la pintura.

ARVE Error: id and provider shortcodes attributes are mandatory for old shortcodes. It is recommended to switch to new shortcodes that need only url

Pero mientras daban las 5 conocimos varios otros lugares turísticos como lo fue la rueda de la fortuna, el arco del triunfo, una calle llena de tiendas exclusivas que no recuerdo como se llama y en general pasamos el día al rededor del museo, fue agradable aunque las maletas incomodaban bastante, recomendación siempre llevar el mínimo de maleta posible, habíamos exagerado demasiado.

Por acá algunas imágenes de los lugares donde estuvimos:

Visita al museo del luvre

Posted by Daniel Hdz on jueves, 16 de marzo de 2017

         

          5. Conocí al segundo tipo un poco extraño.

Pues bien, después de pasar el día al rededor del museo y de que yo pudiera ver la gloriosa mona lisa, fuimos a recoger la ropa donde el amigo anterior (nos perdimos y demoramos rato en llegar, el tipo estaba cerca a la salida de una estación del metro congelado del frío y furioso esperandonos) de ahí nos fuimos a la casa de otro amigo que contacté por Couchsurfing y quien nos ofreció hospedarnos gratis sin problema, a la luz de las circunstancias económicas y después de revisar su perfil en Cs, el cual decía que vivía con su hijo, que tenia buenas calificaciones y constatar de que no hubiera nada fuera de lo normal decidimos quedarnos con el.

El amigo vivía en un municipio del área metropolitana de parís, no propiamente en la ciudad según entiendo sino en un municipio cercano al que se llegaba por tren, como decir envigado para los paisas o soacha para los rolos,  pero vaya enredo para saber como llegar a esa estación donde debíamos bajarnos porque había que tomar el metro y después cambiarse a los trenes y adivinar prácticamente cual paraba en la estación porque nadie a quien le preguntábamos hablaba ingles y el nombre del verraco pueblo no eramos capaz de pronunciarlo bien en francés además de que habían varios otros que se le parecían,  a tientas tomando un riesgo o salto de fe y nos embarcamos en el próximo tren que seguía, por fortuna logramos tomar el tren correcto y llegar. El tren nos costó unos 3€ por persona.

Habíamos quedado de encontrarnos en un lugar de venta de pollo asado cerca de la estación del metro y pues tocó comprar un pedazo de pollo para que dieran la clave del wifi (que verracos parisinos tan resabiados) y poderle escribir, allí le esperamos hasta que llegó.

Nos fuimos a su casa y al llegar ¡oh sorpresa! era un pequeñísimo aparta-estudio donde solo había un cuarto, una cama, un baño y una cocina, no había una sala ni nada parecido, ni tampoco había ningún hijo. ¡Se prendieron las alarmas, que está pasando aquí donde nos metimos por Dios!

Desde el primer momento el amigo se mostró muy atento y sobre todo muy carismático, más de lo que se acostumbra de un hombre hacia otro en estas tierras latinas, uno no sabia si eso era normal o no y además el era una persona que le gustaba estar en contacto con la gente… Siempre te tocaba el hombro, la espalda, ejurmm, pero en general era respetuoso, quizá era su forma de ser amable…

Ni kevin ni yo dijimos nada, prudentes aunque muy prevenidos nos mirábamos como diciéndonos “esto acá esta raro….” pero esperamos sin miedo a ver que ocurría, lo peor que podía pasar es que tuviéramos que estrangularlo y cometer un crimen a nivel internacional… (broma), por cosas como estas yo compadezco a las mujeres que viajan solas de esta misma manera, mis respetos, muy verracas.

El nos preparó una deliciosa cena y nos brindó, del hambre tan tremenda que teníamos y al ver que el también comía, nuestros estómagos nos impidieron ser capaces de razonar que tuviera algo para drogarnos, allí fue cuando nos contó que su hijo estaba en el hospital en una observación de rutina. Por varias horas hablamos de su vida y de la nuestra de esas bellas maneras y con esa cercanía con la que solo se habla con amables desconocidos mientras uno viaja.

Al llegar la hora de dormir, el amigo dijo que durmieramos en la cama con el pero pues… no nos sonó mucho la idea, yo le inisití a kevin que se le midiera pero quizá por latinos machista, quizá por desconfiados, quizá porque no somos pendejos le dijimos que dormiríamos en el piso en nuestros sleepings.

Por fortuna, gracias a Dios, había algo así como un mueble en el cuarto y ahí dormimos apretados kevin y yo en nuestros sleepings con un poco de cautela pero al final de lo cansados nos quedamos dormidos muy rápido.

          6. Nos encontramos con un amigo que vino de Londres.

Al día siguiente un buen amigo colombiano que vive en londres bajó en tren a parís para compartir con nosotros (increíble que esos trenes van bajo el agua), nos encontramos en la estación cerca de la casa donde nos hospedamos, al ser sábado, nosotros adventistas y andar con un pastor psicorrigido nos obligó a buscar una iglesia solo para llegar “al amen” literal porque cuando por fin la encontramos se estaba acabando el culto… llegar y que todos los hermanos nos ignoraran (que por cierto era una iglesia de gente negra, sentí como racismo hacia mi allá). Pero bueno, a eso me refiero cuando les digo que miren bien con quien van a viajar porque ¡que viacrucis!

Después del fallido intento de ir a la iglesia nos fuimos con el amigo de londres a ver la torre y a hablar por ahí, todo iba perfecto hasta que a kevin se le ocurrió la idea de que teníamos que ir a la iglesia en la tarde, caminamos y caminamos buscando esa iglesia, tanto que terminamos en una iglesia no adventista toda rara, pero bueno hasta que dimos con una iglesia adventista y fuimos a un culto pero era en rumano, si en rumano, mientras ellos se gozaban su culto en rumano (que lo único interesante que había era una muchacha bellísima que cantaba precioso pero que ya estaba casada – hermosas las rumanas por cierto, cuando eso estaba soltero aclaro) mientras ellos se quedaban allí yo me salí a comprar algo de comer porque me estaba muriendo de hambre y encontré un pollo asado delicioso en un supermercado, aun recuerdo su sabor jugoso en mi boca, el problema es que los adventistas no compramos en sábado y yo sin ton ni son me lleve mis bolsas del supermercado y mi pollo a la iglesia.

Se acabó el culto y nos fuimos a caminar por ahí, dimos con una calle preciosa de piso en piedra llena de bares y restaurantes, una iluminación sobre la calle de película o como de video de Reik, lo bonito de viajar es en gran medida dejarse perder de esa manera y encontrarse con ese tipo de sorpresas tan maravillosas que te quitan el aliento, allí en esa calle tan esplendida paramos a comer a un restaurante chino (de donde me robé los palitos y aun los tengo acá en la casa, perdón Dios mio…), estuvo buena la comida y barata para ser parís.

Luego de comer reservé una habitación para los tres en un hotel llamado Ibis Budget a través de Booking que costó  60 € por los 3 y nos fuimos en metro hasta allá.

Al día siguiente salimos nuevamente a recorrer la ciudad con nuestro amigo, entre ellos el lugar más interesante que visitamos fue el palacio de Napoleon y después nos fuimos a la casa donde nos habíamos hospedado.

Algunas imagenes:

Más de párís.

Posted by Daniel Hdz on jueves, 16 de marzo de 2017

 

          7. El momento más incomodo del viaje y los dos chicos que venían haciendo autostop.

Llegamos a la casa del amigo de Couchsurfing y bueno el muy gentilmente nos había preparado una super cena y conversamos más de la vida, nos contó que aparte de su empleo también era masajista y nos ofreció hacernos un masaje…

Nosotros, apenados, e incómodos por la oferta, le agradecimos y le dijimos que no era necesario, a lo que el insistió diciendo que estábamos muy tensionados por el viaje, la mochila y etc; pues bueno, la verdad daba pena de tanta amabilidad mostrarle apatía o intolerancia… entonces, ehrmm, entonces al final  accedí a que me diera un masaje en la espalda, a mi nunca me habían dado uno la verdad  y debo decir que fue un alivio para las tensiones que traía aunque por momentos era demasiado incomodo porque uno de hombre no acostumbra que otro hombre le toque, en fin, para que más detalles.

Al rato llegaron otros dos chicos que venían como de eslovenia o eslovaquia haciendo autostop, debido a que nosotros teníamos el único lugar “seguro” en el apartamento a ellos les figuró compartir la cama con el hombre, notoriamente no les gusto la idea pero ya entrados en vueltas pues que más podían hacer. Debo decir de todas maneras, que el fue muy respetuoso con todos nosotros. Los chicos por su parte nos contaron de su viaje y su vida, resultó que habíamos tenido un amigo en común en budapest también, nos fuimos a dormir porque al día siguiente había que madrugar para salir al aeropuerto de vuelta a Madrid.

Conclusión:

Una experiencia única conocer parís, un ambiente espectacular se respira en la ciudad, el significado histórico tan tremendo que tiene y la prominencia turística hacen que la sola sensación de estar allí sea maravillosa, bastante costosa la ciudad aunque ahorramos demasiado gracias a quienes nos dieron la mano, nos faltó mucho más por conocer y voy regresar después que vea otras partes del mundo.

Aquí les dejo el resumen de las aplicaciones que usé, los lugares donde me hospedé y los costos que recuerdo esperando que les puedan de alguna medida ser de utilidad:

Tipo Nombre Valor
Aplicación Goeuro -0-
Aplicación Couchsurfing -0-
Aplicación Booking Segun noche de hotel
Aplicación citymaps2go -0-
Aplicación google maps -0-
Aplicación tripadvisor -0-
Sitio Web flixbus Berlín – París – 39€ / persona
Hospedaje Hotel Au Royal Mad 37,05 € / 2 personas
Hospedaje Ibis Budget 60 € / 3 personas
Transporte Bicicletas públicas 1,7 € / dia o gratis / 30 mn
Alimentación Manú del dia 20 €
Atracción Carrusel de torrel Eiffel 3 €
Sitio turístico  Torre Eiffel Verla: gratis, subir: 10 € en asensor – 5 € en escalera.
Sitio turístico  Museo del Luvre Tiene costo aunque aveces es gratis.
Sitio turístico   El arco del triunfo Verlo: gratis – subir: tiene costo.
 Sitio turístico   Catedral de Notre Dam Tiene costo entrar

 

Los que quieran información adicional, o tengan sugerencias me las cuentan en los comentarios y vamos actualizando la entrada de blog, también quiero preguntarles, ¿Que es lo más loco que les ha pasado en uno de sus viajes? cuentanos también en los comentarios.

Abrazos a todos y suerte en sus viajes

 

Marzo 16, 2017 1 comentario
0 Facebook Twitter Google + Pinterest
ACADEMIA DE VIAJES